La diferencia entre creer saber vs. verdaderamente saber…

Quiero contarle una historia de algo que me sucedió hace pocos días.

Gracias a Dios tengo la bendición de no ser una persona propensa a enfermarse frecuentemente. Me considero más bien un hombre muy saludable. Es probable que pesque algún resfriado o fiebre 1 vez o tal vez 2 veces en todo un año.

Pero hace unos 4 días, comencé a sentir algunas molestias en la garganta, sintiendo dolor al tragar.

Luego al día siguiente esos síntomas no desaparecieron sino todo lo contrario: En la escala de 1 a 10, el dolor del primer día era un 4 y al día siguiente había subido a 5.

Antes de seguir con esta historia, quiero contarle que hay algo que yo valoro muchísimo, y es mi tiempo.

No me gusta perderlo.

Por ejemplo cuando alguien quiere tener una consultoría uno a uno conmigo, la tarifa que tiene que pagar es de US$ 1,000.00 por hora. Como puede ver, realmente valoro mucho mi tiempo.

No piense que le cuento esto por presumir ni nada por el estilo, es simplemente para que tenga una idea de lo que significa el tiempo para mí.

Por eso mismo, no me gusta ir a visitar un médico, porque el viaje hacia la clínica, la espera en la clínica y la consulta representa u mínimo de 2 o más horas de pérdida de tiempo y por eso lo evito a toda costa.

Por supuesto que de ser imperativo visitar un médico por mi salud prefiero perder esas 3 horas a no estar saludable y no poder seguir con mi vida cotidiana.

Ahora, lo que hago también es que cada vez que he visitado a un médico, guardo el scan de todas las recetas que me han dado y cuando tengo alguna molestia, busco la receta de mi última visita al médico y tomo los medicamentos para poder recuperar mi salud, y a la vez, ahorrar tiempo.

Bueno, continuando con la historia inicial, sobre mis molestias en la garganta. Pensé que eran causadas por una infección bacterial, entonces mi plan fue tomar las medicinas recetadas la última vez que fui al doctor por una infección de este tipo.

Quiero aclararle que yo no soy doctor, ni pretendo serlo, pero muchas veces creemos saber qué debemos hacer y nos auto-recetamos.

Pero en vez de tomar estas medicinas, decidí ir al doctor… mejor dicho, mi esposa me aconsejó ir al doctor y que no me auto-medicara.

Lo mejor para mi situación era, que fuera un experto quien me examinara.

Tal como lo había anticipado, no fueron 3 horas de pérdida de tiempo sino que fueron 4 horas, pues resulta que había algo como una “temporada de gripe” y habían muchos pacientes esperando ser atendidos por el médico.

Al entrar con el médico, éste me dijo inmediatamente que no era una bacteria lo que me causaban esos síntomas sino que yo tenía un virus y que éstos virus no se tratan con antibióticos y que si yo hubiera tomado esos antibióticos “auto-recetados”, solamente hubiera complicado la situación.

Por lo tanto, no me hubiera servido absolutamente de nada tomar esos medicamentos y encima de todo, mi cuerpo hubiese comenzado a crear anticuerpos y la próxima vez que sí tuviera una bacteria, los antibióticos que generalmente me recetan ya no hubieran surgido efecto.

Al final me recetó algo totalmente diferente y que nunca había tomado y a partir de que tomé la primera dosis me sentí muchísimo mejor.

Tuve casi un 30% de mejoría de inmediato, y al segundo día de tomar los medicamentos, las molestias han desaparecido en un 80%.

Todo esto me ha dejado 2 importantes lecciones:

La primera es que a pesar de que yo “creí que sabía” qué era lo que tenía, yo no sabía nada…

Por qué? pues porque yo no soy un experto medicina.

La segunda, en lugar de hacer algo que “creo” que es correcto. La mejor solución está en buscar al experto, pues éste me dijo exactamente qué hacer e inmediatamente resolví mi problema.

Esta experiencia se puede aplicar a la Bolsa de Valores.

Lo que me pasó a mí con mi enfermedad, le pasa a muchas personas en las inversiones en la Bolsa de Valores.

Muchos inversionistas tienen “infecciones” en sus portafolios que les causan grandes pérdidas de dinero. Y estas personas piensan que “creen saber” exactamente lo necesario para “curar” ese portafolio e invertir con éxito en la Bolsa de Valores.

Como lo acabo de decir, yo no soy un doctor ni un experto en medicina, pero sí soy un experto en inversiones en la Bolsa de Valores y le puedo indicar exactamente la receta que necesita para quitar cualquier “infección” en su portafolio y obtener éxito en sus inversiones de la Bolsa de Valores.

No cometa el error que yo cometí y no se auto-recete estrategias de inversión. Mejor obtenga la receta comprobada para obtener éxito en sus transacciones y simplemente inscríbase al curso Maestría en Inversiones.

Para inscribirse, haga clic aquí

 

Comentarios

comentarios

Comentarios

  1. Se que en los cursos de la “Universidad Financiera” se aprende bolsa de valores, bienes y raices y negocios en internet.Mi pregunta es: en el curso de bolsa de valores de la universidad financiera, esta incluida la estrategia “Super Gaps”..?

    • Geovany,

      Le confirmo que el curso de Maestría en Inversiones incluye el curso de Super Gaps, junto con toda la serie de regalos adicionales que este curso incluye.

      No deje pasar esta excelente promoción ya que hoy finaliza.

      Atentamente,

      Mildred Hernández

    • Geovany,

      En el curso de bolsa de valores de la ULF no está incluída la estrategia de Super Gaps. El curso de Super Gaps se obsequia como regalo a los que compran el curso Maestría en Inversiones.

  2. Gracias por sus experiencias mi estimado Jose España y también por compartir tanta sabiduría en inversiones y otros temas.

    QUE DIOS TE BENDIGA

  3. Sergio Centeno Martinez de Distrito Capital, Colombia dice:

    En realidad siempre es mejor utilizar el consejo de un experto en el tema para evitar efectos colaterales.

  4. Laura Gomez de Madrid, Autonomous Region of Madrid, Spain dice:

    Gracias José, aunque voy muy lenta haciendo el curso, voy poco a poco. La verdad es que esta es una buena lección de la vida misma, y nunca la olvidaré. Muchas gracias por todos tus esfuerzos.

  5. Gracias José por esta interesante reflexión me gustó mucho, Dios te bendiga siempre.

  6. Es cierto eso a veces pensamos que lo sabemos todo, y no es así. Mejor busquemos a los expertos en su rama para que nos ayuden, y así poder tener éxito. Muchas gracias por su reflexión Don Jose….

Escribe un comentario